Fridamanía: El efecto Frida Kahlo

Casos en los que la merca se apropió de Frida Kahlo
Frida Kahlo en: ¡Viva la Vida!

Tres años antes de que la Revolución Mexicana explotara, en 1907 nace Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, también llamada por su eterno amor, Diego Rivera: “Friducha”, mejor conocida como Frida Kahlo, pintora y amante apasionada, cambió su fecha de nacimiento por 1910 para hacerse llamar una hija de la… Revolución. Durante sus años como estudiante el círculo intelectual en boga comenzó a llamar su atención y se dio cuenta por primera vez que la mediocridad no era una opción.

La pintora tuvo una horrible historia de vida… La poliomielitis, el accidente a los dieciocho, una columna partida en tres, su maternidad fallida, aunado al mal de amores infinito que vivió con Diego Rivera y otros amantes. Suficiente drama como para crear alrededor de 200 piezas a lo largo de su existencia. Pinturas, dibujos y esbozos, casi 55 autorretratos. Un storytelling del dolor físico y emocional que vivió y a pesar de ello se atrevió a decir: “¡Viva la Vida!“ o “Pies, para qué los quiero, si tengo alas para volar”.

Fridamanía: El efecto Frida Kahlo
Ilustración de Fabian Ciarolo.
Ideales / artísticos, políticos, sociales

Frida enredada en la esperanza de los ideales de un país deseoso de grandeza y unificación, inició la búsqueda de sus propios sueños, reflejando y trascendiendo a través de sus pinturas la dualidad de su propia existencia, sufrimiento, destrucción, alegría, renacimiento e ironía fueron algunas etapas que logró conjugar con una cultura mexicana llena de color, flores y mucho tequila.

Kahlo puede llegar a ser un mito para muchos o simplemente una broma para los que se sienten eruditos, para algunos críticos de arte, ella pudo ser la premisa de oro del artista bohemio que se burla de las normas sociales, un ideal romántico. Aparentemente Frida Kahlo es la perfecta candidata para la trama: “la historia de una gran artista que sufrió durante toda su vida y su arte se reconoce luego de su muerte”.

El capitalismo le explotó los sesos a Frida

En sus memorias quedó inmortalizado su desacuerdo por el capitalismo, le parecían juegos de mal gusto de las clases burguesas: “No estoy de acuerdo con la contrarrevolución -imperialismo- fascismo -religiones- estupidez- capitalismo y toda la gama de trucos de la burguesía. Sin embargo, esta manía desmedida por la figura de Frida Kahlo explotó como un fenómeno a partir de los 80, cuando la escritora Hayden Herrera publicó una biografía de la pintora. Evidentemente Frida jamás hubiera querido ser la protagonista de un movimiento comercializado y de consumismo.

Fridamanía: El efecto Frida Kahlo
Vogue México, Edición de Noviembre de 2012.
Fridamanía, la fiebre del merch

“Por primera vez, la artista mexicana aparece en la portada de una revista internacional de moda”. Hay un mito que gira entorno a la icónica fotografía de Nickolas Murray y la portada de Frida para Vogue. Se dice que por primera vez la familia Murray cedió los derechos para la publicación de la edición de Noviembre de 2012 Vogue México, titulada “Frida Kahlo, las apariencias engañan”.

Mattel se colgó del Día de La Mujer para lanzar una Barbie de Frida Kahlo, sin importarle poco la autorización del uso de la imagen de Frida. Sí, la nueva Barbie Frida podría ser el homenaje perfecto de la pintora, pero termina pareciendo una broma con su excesiva delgadez, ojos claros y poco vello facial.

Fridamanía: El efecto Frida Kahlo
Barbie Frida Kahlo por Mattel.

Madonna, La Reina del Pop alguna vez declaró: “Soy una gran fan de Frida Kahlo. Lo fui desde que era niña y compré un autorretrato de ella en un momento en el que era bastante asequible, cuando la gente no sabía quién era”. Después intervino la pintura con el título: “One of my favorite Rebel Hearts!”.

El pretexto de utilizar dos símbolos ultra mexicanos converge en una plan de merch muy mal logrado, una marca de tequila evocando la semiótica del tequila, utilizando la imagen de Frida Kahlo para gritarle al mundo que por eso somos mexicanos.

De ícono artístico a logotipo comercial

Mientras unos rinden culto a la Fridamanía, otros puristas defienden sus ideales políticos y sociales. La realidad es que el efecto Frida Kahlo tiene un valor de culto que trasciende más allá de explotación comercial. No importa si está en una Barbie, en las bolsas del Mercado de Coyoacán o en los muros de la casa de Madonna; quizá se esté revolcando en su tumba por el pseudo homenaje de Mattel tratando de inspirar a niñas y mujeres tratando de alcanzar sus sueños. Seguramente Frida estaría haciendo una fogata con todas las estampitas y chácharas que han vendido en torno a su imagen. ¿En qué momento Frida Kahlo pasó de ser un ícono artístico, socio político a convertirse en un logotipo comercial?

Deja un comentario